Este mes, hemos ido a visitar el Parque Karpin Abentura y descubierto el centro de recuperación de animales salvajes.
Gracias a los guías que nos acompagnaron, aprendimos como el caiman se vuelve bizco, como los osos llegaron al parque después de haber vivido una vida saltimbanqui en un circo; como los «titi» fueron comprados como animales de compañía antes de ser abandonados por su dueño. Aprendimos que las tortugas viven por lo menos 50 años y que hay que estar listo para querer a los animales siempre en casa… Nos contaron, también, la historia de una pantera a la que quitaron las garras para que pudiese vivir en una casa y que por eso, ahora, es incapaz de vivir en libertad.
Al final de nuestra visita, habíamos comprendido que los animales salvajes no están hecho para vivir encerrados en una casa y que si decidimos tener un animal de compañía, hay que acogerlo para toda su vida!
Los alumnos de CP.