La escuela de infantil francesa es un lugar de desarrollo afectivo e intelectual del niño. La calidad de la acogida  tiene un papel fundamental en la construcción de relaciones de confianza entre los alumnos, personal del colegio y responsables legales. Los profesores, junto con las auxiliares, juegan un papel central en la puesta en escena de las actividades y participan activamente en la seguridad afectiva y material de los alumnos.

La estimulación y la estructuración del lenguaje constituyen una de las prioridades de enseñanza en las clases de infantil. El niño aprende a hablar, apoderándose del idioma de los adultos. El hacer hincapié sobre sobre las competencias comunicativa, (la escucha,la atención compartida,la memoria y la expresión) permite ver con serenidad la futura entrada en la escuela primaria. Entre los escritos presentes en clase y en la biblioteca, el libro ocupa un sitio preponderante. La lectura en voz alta por el profesor, es cotidiana.

La escuela infantil permite también a los alumnos descubrir e integrar los conceptos esenciales de números, espacio y cálculo. Las prácticas de clase dejan un lugar reservado para juegos….. y de la resolución de problemas concretos.

Finalmente, la escuela de infantil del LFB propone a sus alumnos (a partir de los 4 años, “Moyenne Section“) una sensibilización a las sonoridades de los diferentes idiomas: francés, inglés y castellano. Este despertar a los idiomas, abre a los alumnos al la pluralidad de culturas y construye el ciudadano del futuro. Participa al desarrollo del lenguaje oral y a la consolidación del dominio del francés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies